11 de abril de 2015

Semana Santa 2015: El tiempo detenido

   El tiempo ayuda a asimilar lo vivido, a recordar lo acontecido y a comenzar a añorar aquello que, como un sueño llegó, y... entre las manos se nos fue.
 
   En tiempo pasado podemos decir que ésta ha sido una Semana Santa plena para el Carmen de Salteras. Plena en lo musical, y plena de momentos llenos de belleza....
 
   Como aquella "Amarguras" en Doña María Coronel que detuvo el tiempo y el reloj de la noche del Domingo de Ramos... cortó la respiración y rodeó al palio Azul y Plata llevándolo con la más exquisita elegancia en busca de San Julián... la magia existe...




 O aquella revirá en los callejones de San Julián a los sones de Nuestra Señora de la Hiniesta de Peralto...
 


    La Lonja de la Universidad... años después y suena Virgen de los Estudiantes tras la Virgen de la Mercedes...
 
 
 
   Un recorrido entero en la noche Blanca de una Dolorosa... a los sones de Soleá Dame la Mano, Mater Mea, Danos la Paz, Valle de Sevilla, Hosanna in Excelsis o La Madrugá... todo un lujo...
 

 
 
     Aquella plaza que, en su triunfo calla... enmudece al paso de la Virgen torera del Arenal, al paso de la Caridad... a los sones de La Madrugá en una cita ya clásica en la noche del Miércoles Santo... donde el reloj también se paró...
 


 
 
 
      Aquella Campana de la Madrugá detrás de la Virgen de Sevilla... Esperanza Nuestra Macarena... cuyas bambalinas se convierten cada año en el metrónomo soñado por cualquier músico... y el reloj... de nuevo... se detiene...
 
 
 
         O el saludo de la mas sevillana entre las trianeras a la mas trianera de la sevillanas... La Virgen de la O y la Virgen de la Caridad...
 
 
 
       O aquel pueblo de la Sierra Sur de Sevilla que... con su Cristo Yacente y su Dolorosa Coronada nos abren cada Sábado Santo sus puertas...
 
 
 
    Y ese Domingo de Resurrección de luz que, por fin nos permitió estar junto a la Virgen de la Antigua de Olivares recorriendo las calles de la localidad y también tras la Virgen de la Soledad de Albaida...